Estudio de la Partitura del Director de Orquesta

direccion-orquesta

ESTUDIO DE LA PARTITURA DEL DIRECTOR DE ORQUESTA

El estudio de la partitura por parte del director de orquesta debe realizarse como si de un enamorado se tratara.

direccion-orquesta

direccion-orquesta

 

ESTUDIO DE LA PARTITURA DEL DIRECTOR DE ORQUESTA

El estudio de la partitura por parte del director de orquesta debe realizarse como si de un enamorado se tratara. Es exactamente igual que si nos preguntáramos cuál es primer paso que debe dar una persona que está enamorada de otra. Por supuesto que el primer paso no es pedirle matrimonio. Esto sería más bien la consecuencia de otros muchos pasos anteriores.

El primer paso en el estudio de la partitura es un acercamiento como lo hace un enamorado. Esto podría comenzar incluso antes de conocerla. Quizás alguien puede haberle hablado de ella o quizás la escuchara por casualidad antes de conocerla produciéndole un interés por encima de las demás y provocándole unas ganas incontenibles de conocerla. Podría tratarse de una simple curiosidad que, tras meditar sobre ello, reafirmara sus ganas de conocerla o, por el contrario, abandonara esa idea. A veces es necesario pedir consejo a un amigo pero, también, podría tratarse de un flechazo que causara una firme determinación a conocerla a fondo e incluso llegar a pensar en un futuro matrimonio. 

En ocasiones, pueden existir tentaciones de serle infiel, pero considero que es más interesante centrarse en una sola hasta conocerla plenamente. Podemos, en un momento dado, renunciar a ella aunque sólo en caso de no resultar como se esperaba o ser incapaz de emocionarse con ella.

Cuando ya hemos tomado esa decisión irrevocable de incluirla en nuestra vida (en nuestro repertorio), por tratarse de alguien (de una pieza) especial para nosotros, que nos parece bella, que nos emociona, que nos hace sentir, que nos imaginamos con ella y pensamos que encaja y da sentido a nuestra vida, que no te imaginas casándote con otra persona, entonces debemos cortejarla para finalmente poderla llevar al altar (al concierto).

Lo primero es cortejar a la persona amada y tras conocerla en profundidad sabremos qué es lo que nos aporta, tanto intelectual como emocionalmente, y lo que podemos aportarle nosotros a ella. El primer paso es intentar compartir el mayor tiempo posible con esa persona amada, es pensar continuamente en la persona amada, es estar deseando verla, es mimarla, es intentar conocerla, no solamente por fuera sino por dentro, es eso lo que yo denomino "el cortejo". Creo que eso es lo más importante, el primer paso en el estudio de una partitura, sería cortejarla.

Ello significa que usted puede ir a youtube a oírla, que puede comprar una grabación o asistir a un concierto en vivo. Significa que usted puede adquirir la partitura, puede tenerla y llevarla consigo para, en cualquier momento, cuando por ejemplo vaya en un transporte público o tenga cinco minutos libres, pueda abrir la partitura y leerla, pensar en ella. Es exactamente igual que cuando uno está enamorado de alguien, en todo momento quiere estar con esa persona, quiere oírla, quiere verla, quiere sentirla. Sueña, incluso, con ella y cuando pasan momentos juntos el tiempo se detiene. No se le va de la mente, la ama. Puede ser un amor pasajero o puede durar toda la vida. Pues eso es así, es exactamente igual para el primer paso a la hora de estudiar una partitura. Mi consejo es que haya un cortejo, un cortejo de enamorado. 

Como regalo de nuestro X Aniversario queremos obsequiarte nuestro Best Seller "Vademécum del Director de Orquesta del Siglo XXI" que puedes descargar gratis haciendo Click Aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *